sábado, 14 de febrero de 2015

Cuando era pequeño, el viernes o sábado de carnaval siempre sabía que en casa de mi abuela "yaya" se encendían los fogones. Mi hermana y yo estabamos deseando ir junto a mi madre para ver como mi bisabuela Luz, mi abuela "yaya" y mi madre formaban una orquesta perfecta para crear un postre que a mi bisabuela le encantaba: "las Orejas de Carnaval".

Hoy, para recordar a mi bisabuela Luz y quitar un poco de tarea a mi abuela "yaya" y mi madre, me he atrevido a ser un hombre orquesta y hacer yo sólo el trabajo coordinado y melodioso que hacían las tres cuando elaboraban las orejas de carnaval.
Espero que mi abuela "yaya" y mi madre me den el visto bueno..!!!




INGREDIENTES:  (para compartir con muchas personas...!!)


1 huevo
100 gr aceite de girasol 
100 g de vino blanco
150 g de zumo de naranja
50 g de azúcar
550 g harina
1 sobre de levadura química
Ralladura de 1 limón o/y  naranja

Aceite de girasol para freír las orejas
Azúcar para rebozar las orejas


ELABORACIÓN:


Mezclamos todos los ingredientes en un bol y mezclamos hasta obtener una masa consistente que no sea pegajosa. Formaremos una bola y dejaremos reposar en el bol tapado con papel film.




Preparamos una sartén grande y honda, y la llenamos con aceite. Ponemos a calentar a fuego medio.

Cogemos una porción de la masa y hacemos una pequeña bola. Con el rodillo estiramos la bola sobre la superficie de trabajo (previamente enharinada para que no se pegue la masa) hasta obtener una lámina de masa de espesor muy fino. 



A continuación, con un cuchillo dividimos la lámina de masa en varias partes.
Cogeremos cada una de estas partes y las llevaremos a freír a la sartén. 




Tendremos cuidado de que el aceite no esté muy caliente porque la masa al freírse se arrebatará (quedará cruda por dentro y quemada por fuera). Veremos que la masa empezará a inflarse y ha hacerse muy rápido. 


 
La oreja va tomando forma, las freiremos por los dos lados hasta obtener un color dorado.

Pasamos las orejas a un plato con papel de cocina para que escurra el aceite y las dejamos atemperar.



Por último, rebozaremos cada oreja con azúcar.
Están ya listas para comerse....!!!! 






Espero que os gusten y disfrutéis el Carnaval comiendo estas deliciosas orejas ...!!!!

NOTA: Con esta receta obtenemos una cantidad suficiente como para invitar a tus amigos y familiares....!!! ;-)


 

Tagged:

10 comentarios:

  1. ¡¡Que buena pinta tiene (tu receta de carnaval y tu blog)!! La verdad es que no sabía que las orejas era un postre típico de carnaval. Cuando mi abuela o mi madre la hacían en casa, ese día pasaba a ser día de fiesta. Al ver tu receta me he animado, y si no me paso por tu pueblo a tirar unas bolas de nieve, hoy será un día de fiesta en mi casa. En mi caso le echaré un poquito de canela. (Jesús)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús,
      Gracias por tus comentarios- ;-)
      Espero que te hayas animado a hacerlas. Ya me contarás...
      La otra opción de venirte para Guadarrama también es buena. Pero nieve vas a encontrar poca en el pueblo...jejejeje.
      Un saludo.
      David

      Eliminar
  2. Me encantan las orejas de carnaval. . Hace tanto que no las como...Me has animado a hacerlas. A ver que tal me salen!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Me alegro que te haya animado a hacerlas. Espero que te hayan salido bien y hayas disfrutado después comiéndolas...!!;-)
      No se quién eres, pero gracias por tu comentario y por visitar mi blog.
      Un saludo.
      David

      Eliminar
  3. Hoy mismo las he probado por primera vez y estaban ¡Buenísimas! Begoña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Begoña. Me alegra que te gustaran...!!
      Besos.
      David

      Eliminar
  4. Las he probado y ruth tb, nos han gustado mucho, quizás para mi con un poco menos de azúcar por encima, pero eso se soluciona fácilmente. Yo es que soy poco dulce ;))
    Pero la verdad es que estaban muy buenas, me han recordado totalmente a las que hacía la abuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola hermana, me alegro que te hayan gustado. Como tu dices, lo del azúcar por encima se arregla facilmente, unos cuantos golpecitos y el azúcar se quita.
      La verdad que nos lo pasabamos en grande cuando las hacía la bisabuela luz, la abuela yaya y mama. Aunque siguen la tradición la abuela yaya y mama. Y espero seguirla yo...!! ;-)
      Besos.

      Eliminar
  5. Pues.....debe ser un recuerdo generacional porque mi recuerdo es el mismo. No faltaba un sólo año sin orejas en la casa de mis abuelitos en Toro.
    Ahora que tenemos esta estupenda receta, me voy a animar a recuperarlas, aunque para ello haya que sacrificar la figura.....que por otro lado ya sacrifiqué hace tiempo.....
    Muchas gracias a nuestro cocinero guadarrameño!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Javi,
    La verdad que todos tenemos recuerdos "gastronómicos" en nuestra familia que eran y siguen siendo una tradición. La verdad es que no debemos perder esa tradición y enseñanzas de nuestros mayores, porque en ellas vivien los recuerdos más arraigados de nuestros antepasados y debemos hacer participes de ello a nuestras futuras generaciones....!! ;-)
    Un saludo
    David Luengo

    ResponderEliminar