viernes, 7 de agosto de 2015

 
Todos los veranos, tenemos la gran suerte de que mi suegro nos trae a casa una gran variedad de productos recolectados de su huerto: calabacines, cebollas, tomates, ciruelas, ....  
Gracias a él, nuestra cocina se llena de color, olor y sabor auténtico. Productos que saben a Gloria...!!
Uno de estos productos, es una ciruela Claudia Reina Verde que está de vicio...!! Y es tal la cantidad que nos trae a casa, que siempre hago mermelada casera para que toda la familia pueda catar tan suculento manjar.
Podemos hacer mermeladas caseras con casi cualquier fruta, pero en honor a la verdad, unas frutas funcionan mejor que otras y con ellas se consiguen mermeladas de gran sabor e impecable textura. 
Este es el caso, sin duda, de la ciruela Claudia Reina Verde, una variedad de ciruela muy apreciada y especial cuyo nombre se remonta a la Francia del s.XVI en honor a la joven reina Claudia de Francia. Su inigualable aroma y dulzor la hacen no sólo única entre todas las variedades de ciruelas, sino ideal para la elaboración de mermeladas.
Con esta maravillosa variedad de ciruelas dulces de gran sabor conseguiréis elaborar en unos pocos minutos un tarro de la mejor mermelada de ciruelas que puede probarse. Sólo necesitaréis haceros con unas cuantas de estas preciadas ciruelas, un poco de azúcar y un poco de tiempo para hacerlas. Así de fácil...!!
No hace falta mucho para disfrutar de una deliciosa mermelada casera. Las cosas hechas por uno mismo en casa, saben mucho mejor..!!
Espero que os animéis a hacerlo y que os guste....!!

Ya me contaréis vuestra experiencia en el blog...! ;-)




INGREDIENTES:  

1 Kg de ciruela deshuesada y sin piel
750 g de azúcar









ELABORACIÓN:

Limpiamos las ciruelas y las quitamos la piel. Las partimos en dos y las retiramos el hueso.
Nota: Las ciruelas que seleccionemos para la mermelada, deben ser maduras ya que si hubiera alguna "verde" no cocería bien, haciendo que la mermelada se agriará.
 
Pesamos la fruta sin los huesos ni la piel. Recordar que por cada 1K de ciruelas sin huesos ni piel, debemos añadir 750g de azúcar.
 





Ponemos las ciruelas y el azúcar en una olla de acero inoxidable con fondo grueso.



 
 
 
 
Dejaremos macerar la mezcla de ciruelas y azúcar, dejándola reposar durante unas 2 horas. 

 




 
Llevar a ebullición la mezcla de ciruelas y azúcar a fuego medio y después a fuego vivo, mezclar bien para que no se pegue en el fondo del cazo.
Mantenemos en ebullición durante 35 minutos removiendo. De vez en cuando, vamos retirando la espuma que se forma en la parte superior con la ayuda de una espumadera.
Nota: Para saber si la mermelada de ciruela está cocida, basta con hacer la prueba del plato frío, que consiste en poner una gota de mermelada en un plato frío. Si se cuaja de inmediato significa que está cocida.
 
Según la variedad de ciruela utilizada, la fruta podrá estar más o menos deshecha. Si no te gusta encontrar pequeños trocitos de fruta en tú mermelada y prefieres una mermelada más fina, puedes triturar la mezcla; en caso contrario, déjala tal cual.

Para una mejor conservación, hay que pasar los frascos y las tapaderas por agua hirviendo y dejarlos secar antes de envasar.Vierte la mermelada en los frascos, ciérralos y ponlos boca abajo.
 
 
 
Espera a que la mermelada se enfríe para guardarlos en la nevera. Ten cuidado porque los frascos estarán muy calientes...!!
La mermelada se conservará unas 3 o 4 semanas en la nevera.






Ideal para desayunos y meriendas...!!

Espero que os guste y que aproveche....!!! ;-) 

Os agradezco vuestros comentarios o sugerencias, ya sea directamente en el blog o mandando un correo a cocinandoenguadarrama@gmail.com .

Muchas gracias...!!

Tagged: ,

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Esa es la intención Sara....!!! Y sobre todo que lo compruebes con tus propias manos ...!! ;-)
      Besos.
      David

      Eliminar
  2. A mí hace tiempo me pasaba lo mismo, mis suegros me daban cientos de ciruelas claudias, y también hacía mermelada, más o menos como tú indicas, aunque los tiempos y cantidades eran más bien a ojo... Lo que nunca he entendido es que se tengan que hervir los tarros, se supone que para desinfectarlos, y luego se dejen secar al aire o incluso se sequen con un trapo, proceso durante el cual pueden volver a aparecer microorganismos que dejen el tarro en la misma situación que antes de ser hervidos. ¿Es necesario que estén secos? Yo no espero, pongo la mermelada directamente. Lo que yo también hago es cubrir el tarro con film de plástico, lo estiro bien y como la mermelada está calliente hace una especie de "casi vacío", y los tapo luego. Esto lo hago también cuando voy a congelar por ejemplo tomate frito, o legumbres cocidas. Tapo el tarro con film de plástico, estirando bien hasta que se pone cóncavo por el efecto del calor, lo meto al congelador así, sin tapa, y cuando ya está congelado es cuando pongo la tapa para cerrar los tarros, sin quitar el plástico. Así además no se mancha la tapa por dentro, que es algo que nunca me gusta que pase ;-) .

    Saludos y gracias por la receta.

    (susadp)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Susana,
      Los botes hay que hervirlos para desinfectarlos. Se supone que hay que dejarlos al aire para que se sequen.
      La técnica que utilizas para conservar la mermelada también la utiliza Simone Ortega en su libro 1080 Recetas de Cocina. Este método se llama "llenado en caliente y cerrado". Puede valer con rellenar el tarro con la mermelada caliente hasta arriba y cerrarlos directamente, ese calor hará que poco a poco se haga el vacio en el tarro.
      Otro método es el "Baño María", en el que se calientan los botes con la mermelada al baño maría durante unos 5 a 10 minutos. La idea de los dos métodos es matar con temperatura todas las bacterias que pudieran existir y al hacer el vacio, eliminar el medio de proliferación de éstas.
      Estos métodos y a esas temperaturas son válidos para las mermeladas de frutas por ser alimentos ácidos y tener alto contenido de azúcar, pues hacen que no proliferen las bacterias.

      Un saludo y gracias por tus comentarios.
      David L

      Eliminar
  3. Gracias a ti, no tenía ni idea de lo de Simone Ortega, lo de cocer al baño María sí lo conocía pero me parece un poco rollo... :-( También sé que el azúcar es, de algún modo, un "conservante natural", pero nunca había pensado que los ácidos de las frutas también ayudaran. Qué cosas.

    (susadp)

    ResponderEliminar